Title Image

Blog

¿Qué relación existe entre el tinnitus y el embarazo?

¿Afecta el género al tinnitus? ¿Lo padecen más los hombres o las mujeres?

Según un informe publicado por la doctora Claudia Sedel y su equipo de investigadores del Centro de Tinnitus integrado en el Hospital Universitario Charité de Berlín, cuyos resultados fueron publicados en la revista de salud «Ear and Hearing», existen diferencias significativas entre pacientes de sexo femenino y masculino, en relación con el género y la edad, lo que indica que las mujeres están más inclinadas a los efectos secundarios del tinnitus.

El estudio incluyó a 607 mujeres y 573 hombres que reportaron tinnitus por más de 3 meses. La edad de los pacientes osciló entre los 17 y los 81 años en ambos grupos de género. Los resultados mostraron que las mujeres estaban más molestas por el tinnitus y percibían más estrés que los hombres. Además, las mujeres obtuvieron una puntuación inferior a la de los hombres en cuanto a capacidad de adaptación proactiva, sentido de coherencia y recursos personales, pero tenían niveles más bajos de pérdida de audición y volumen del tinnitus que los hombres.

Los autores concluyeron que existen diferencias de género con respecto a la angustia relacionada con el tinnitus en pacientes con tinnitus crónico; sin embargo, estas diferencias dependen de la edad y en parte de la duración del tinnitus.

En el estudio, la molestia del tinnitus fue mayor en los grupos de mujeres y hombres de mediana edad (45-59 años de edad) que en los pacientes más jóvenes y disminuyó nuevamente en los hombres mayores (más de 60 años de edad), pero no en las mujeres mayores.

Por lo tanto, el análisis de los tres grupos de edad reveló diferencias significativas entre los pacientes mayores de sexo femenino y masculino, lo que indica que la molestia del tinnitus puede ser mayor en las mujeres.

Según los investigadores, las pacientes de tinnitus femeninas podrían beneficiarse de enfoques orientados a la fisioterapia, como el ejercicio y las técnicas de relajación. Además, la terapia cognitivo-conductual podría ayudarles a fortalecer su autoestima y a reducir su sufrimiento cognitivo. Por último apuntan que las terapias de grupo pueden ser especialmente útiles para comparar diferentes actitudes, desarrollar estrategias cognitivas funcionales y reducir la ansiedad.

¿Qué relación existe entre el tinnitus y el embarazo?

El embarazo puede hacer que sea más probable que padezcas tinnitus, siendo este uno de los momentos más  emocionantes para una mujer puede convertirse en uno de los más estresantes debido a los cambios radicales que tienen lugar dentro de su cuerpo. Uno de los fenómenos que se pueden dar durante este proceso es una condición médica conocida como tinnitus o zumbido en los oídos que también padecen uno de cada cinco individuos en todo el planeta.

Sin embargo, en las mujeres embarazadas el tinnitus adquiere una dimensión más preocupante ya que parece venir de la nada y puede ser una experiencia aterradora para aquellas que nunca lo habían experimentado. Así, una presión arterial alta puede causar un tinnitus de intensidad en mujeres embarazadas. También los niveles de estrés emocional y físico, junto con la fatiga que llegan a experimentar influyen en episodios de acúfenos. 

¿Sufres ansiedad y pitidos en los oídos? 

En ciertos momentos una persona puede notar un nerviosismo interno que no para de crecer y le genera una ansiedad que difícilmente puede controlar. Si a esto se le añade que se padece un acúfeno o tinitus la sensación se agrava. Esa ansiedad es una respuesta emocional que engloba aspectos subjetivos o cognitivos, corporales o fisiológicos caracterizados todos por un alto grado de activación del sistema periférico que suelen implicar comportamientos poco ajustados y escasamente adaptables. 

En caso de sufrir ambos males el paciente tiene que aprender a diferenciarlos ya que el acúfeno o tinitus y la ansiedad son dolencias diferentes. En ocasiones sufrir un acúfeno genera una molestia constante que desemboca en una frustración si no se alcanza un grado de relajación adecuado. Esta situación ocurre con los zumbidos que son de origen orgánico, es decir, no psicológico. La mayoría de las personas que padecen de acúfenos no llegan a tener ansiedad, aunque es cierto que otras con el mismo diagnóstico sí la sufren. 

Hay que diferenciar que los tinnitus de origen orgánico suelen estar causados por problemas leves y temporales del oído, mientras que los de origen psicológico vienen dados por pensamientos negativos provocados por los propios zumbidos. Para las personas que sufren a la vez tinnitus y ansiedad lo primordial es combinar un tratamiento doble: paliar el acúfeno usando audífono y terapia psicológica para reducir la ansiedad. 

¿Existe algún remedio natural que reduzca el tinnitus o acúfeno?

  • Relájate: todos los remedios que ayuden en este sentido serán fundamentales para el tratamiento natural del tinnitus ya que el acúfeno se agrava con el estrés y la tensión. El relax es básico para que todo nuestro cuerpo sea capaz de realizar sus funciones en plenas facultades. Los síntomas de los acúfenos son muy frustrantes al tratarse de un ruido agudo constante que es imposible que cese, pero que mediante la relajación puede ser más llevadero.
  • Escucha un sonido suave: Esto te ayudará a distraer tu mente del sonido y concentrarla, por ejemplo, en un tipo de música que te haga disfrutar sin que para ello el volumen esté demasiado elevado. Esta actividad puede ser especialmente efectiva a la hora de conciliar el sueño, siendo los estilos más recomendados aquellos con un estilo relajante, meditativo o incluso con música clásica de suave factura.
  • Cuida tu alimentación: Debes reducir la ingesta de azúcares, harinas refinadas, fritos, embutidos, lácteos y grasas saturadas. Estos alimentos agravarán la infección en caso de ser la causa y origen del acúfeno. Los alimentos más recomendados para acelerar el proceso de recuperación de tu oído son: vegetales frescos en ensalada, la zanahoria, zumos, cereales integrales, alimentos ricos en aceites omega e infusiones relajantes con tila, melisa o valeriana.
  • Haz ejercicio: Realizar al menos media hora de ejercicio diario, además de ser muy sano, contribuye a una mayor relajación ya que concentramos nuestro cerebro en el esfuerzo de otros órganos del cuerpo, con lo que el tinnitus pasa a un segundo plano. Además esta actividad es compatible con escuchar una música suave y relajante. Si realizas natación es recomendable el uso de tapones a medida que impidan que el agua se estanque en el oído.
  • Utiliza una almohada elevada: Esto evita que las fosas nasales y los órganos del oído se congestionen y se originen más molestias entorno al tinnitus.
  • Evita fumar y beber alcohol: Las bebidas alcohólicas y el tabaco son excitantes. Al igual que el café y el té en exceso. Como ya dijimos en un principio lo primordial es relajarse.
  • Evita exponerte a ruidos elevados: los volúmenes elevados o músicas repetitivas afectan a nuestro cerebro porque impiden una relajación completa, además de agudizar el tinnitus una vez que cesan.

¿Eres sensible a los sonidos? ¿Te molestan los sonidos ambientales?

En muchas ocasiones la percepción del ruido varía según la persona que lo escuche. Cada individuo tiene un baremo diferente en relación con los sonidos que varía según la capacidad de audición. Para la mayoría un sonido normal tiene unos 60 decibelios aproximadamente, un susurro, por ejemplo, mide alrededor de unos 30 y la sirena de una ambulancia aproximadamente 120.

Los pacientes con hiperacusia o hipersensibilidad al ruido, pueden tener problemas con medidas de hasta 25 decibelios en algunos casos, siendo muy difícil de diagnosticar ya que, al realizar la audiometría el enfermo se expone a sonidos mucho más fuertes partiendo de la base de una audición normal. Por este motivo la hiperacusia no significa que oigamos más o mejor que los demás sino que tenemos una mayor sensibilidad a determinados sonidos.

Para los pacientes con tinnitus e hiperacusia se recomienda el uso de tapones o auriculares y escuchar un sonido constante en un volumen muy reducido. Esto suele aliviarle al aislarle de ruidos exteriores pero también aplaca la percepción del acúfeno. Aún así lo más recomendable es aumentar ese nivel poco a poco, de este modo el oído se puede ir acostumbrando al sonido ambiental para comenzar a tolerarlo. Si sufres ambos síntomas lo más recomendable es acudir cuanto antes a un especialista ya que pueden desembocar migrañas, problemas con el sueño incluso en depresión.

Foto: Rawpixel en Unsplash

Si tienes más preguntas sin resolver envíalas por nuestros canales sociales o pásate sin compromiso por el Centro Sonitón ubicado en la Calle Juan Bravo 34 de Madrid que trataremos de ayudarte.